2019: Año Internacional de las Lenguas Indígenas

El año 2019 ha sido proclamado por la UNESCO Año Internacional de las Lenguas Indígenas (IYIL2019) en esta resolución.

En el mundo existen más de 7000 idiomas, un tercio de los cuales (alrededor de 2300) están en peligro y no llegan a los 1000 hablantes. Curiosamente, al mismo tiempo que todas estas lenguas van muriendo, un 97% de la población del mundo habla solamente un 4% de las 7000 lenguas que existen. Es decir, que unos 5800 millones de personas personas hablan apenas 280 lenguas, mientras, el 3% restante de personas hablan más de 6700.

En el último siglo, la UNESCO considera que se han extinguido unas 600 lenguas, y, según sus estimaciones, de las que están en peligro actualmente muere una cada dos semanas. De hecho, el 90% de las lenguas que existen en este momento no llegarán al final del siglo si se mantiene la tendencia.

Debido a los datos anteriores, la UNESCO ha elegido el 2019 como Año Internacional de las Lenguas Indígenas para llamar la atención sobre la pérdida masiva de lenguas de grupos indígenas y sobre la urgencia de preservarlas, revitalizarlas y apoyarlas de forma nacional e internacional, ya que la mayor parte de estos idiomas se encuentran en peligro de extinción.

Pero, ¿qué es una lengua indígena? En rasgos generales, es un idioma nativo de una región y hablado por los habitante indígenas de ese lugar, es decir, por el grupo étnico que habitaba originalmente un territorio (en oposición a los colonos). Las lenguas indígenas no son necesariamente lenguas oficiales de un país (de hecho, rara vez ocurre, como el caso del Aymara en Bolivia) y las lenguas oficiales no tienen por qué ser indígenas.

El verdadero problema es que muchas comunidades indígenas del mundo han dejado de transmitir a las nuevas generaciones estos idiomas, puesto que prefieren educar a los más jóvenes en el uso de lenguas mayoritarias. Además, en muchos casos se prohibió el uso de las lenguas indígenas como herramienta colonizadora.

El objetivo de la UNESCO no es solamente reconocer a estas lenguas indígenas en peligro y a sus hablantes, sino, sobre todo, sensibilizar a la sociedad y a los hablantes de lenguas mayoritarias y enseñarles a apreciar la riqueza de la diversidad lingüística.

En realidad, la pérdida de estas lenguas va de la mano de la situación de los derechos de los grupos indígenas del mundo, por lo que las Naciones Unidas pretenden reforzar el compromiso de sus países miembros con las políticas y programas de revitalización social y cultural de estas comunidades a nivel internacional, nacional, regional y local.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *