El inglés, la lengua de Shakespeare

Esta expresión no podría ser más literal, ya que se dice que William Shakespeare inventó hasta 1700 palabras.

Algunas de las palabras que se le atribuyen al bardo de Avon están totalmente integradas en la lengua inglesa e incluso en otras lenguas, a través de traducciones, hasta el punto de que su origen literario es insospechado e inimaginable. Aquí os dejamos algunas:

  • Addiction (addicción), en Otelo: el moro de Venecia
  • Advertising (anuncio, publicidad), de la obra Medida por medida
  • Assassination (asesinato), de El mercader de Venecia
  • Break the ice (romper el hielo), de La fierecilla domada
  • Epileptic (epiléptico), en El rey Lear
  • Gossip (cotilleo), de la obra La comedia de las equivocaciones
  • Heart of gold (corazón de oro), de Enrique IV
  • Hot-blood (de sangre caliente), de El rey Lear
  • It’s well that ends well (bien está lo que bien acaba), de la propia Bien está lo que bien acaba
  • Manager (administrador), en Sueño de una noche de verano
  • Unreal (irreal), de Macbeth

Incluyo se le atribuye la invención en Macbeth de los típicos chistes tipo “toc, toc” y varios nombres de mujer, como Jessica (El mercader de Venecia), Miranda (La Tempestad), Rosaline (romeo y Julieta), Olivia (Noche de Reyes), Celia (Como gustéis)…

Lo más probable es que Shakespeare no sea el inventor de absolutamente todos estos términos, sino que fuese el primero que registró muchos de ellos por escrito, pero sí es cierto que, gracias a su ingenio, acuñó un número importante.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *