Lenguas artificiales

También se las conoce como lenguas construidas, ideolenguas o conlang. Cuando hablamos de lenguas artificiales, nos referimos a esos idiomas que no han surgido de forma natural, sino que son creadas con un fin específico, un entorno determinado o una comunidad concreta. Cierto es que todos los idiomas responden al objetivo último de permitir la comprensión entre personas, pero en este caso nos referimos a lenguas basadas total o parcialmente en lenguas que ya existen y creadas por profesionales del lenguaje.

Las lenguas artificiales pueden tener, principalmente, un fin práctico (lenguas lógicas) o lúdico (lenguas artísticas). Por una parte, lenguajes como los de programación no son idiomas en sí, sino que se aplican en un entorno muy determinado con un objetivo práctico. Otras lenguas, como el esperanto (con entre 100.000 y 2.000.000 de hablantes) o el interlingua (entre 1000 y 1500 hablantes) buscan facilitar la comunicación humana mediante códigos internacionales o lenguas auxiliares que pueden desarrollarse en unas circunstancias concretas, como un intercambio comercial.

Por otro lado, en muchas obras literarias, cinematográficas y, más recientemente, en series de televisión y videojuegos se desarrollan lenguajes con una base científica, como el simlin (el idioma de Los Sims), los idiomas creados por J.R.R. Tolkien para El Señor de los Anillos, el na’vi de Avatar), el klingon de Star Trek, el dothraki de Juego de Tronos… Muchos de estos idiomas artísticos se pueden aprender e incluso utilizar para ciertas actividades diarias. Aquí están, por ejemplo, la versión klingon de Google o un tutorial de dothraki:

También existen algunas lenguas artificiales con un objetivo experimental, que se construyen como un ejercicio filológico o lingüístico y con el objetivo de estudiar las estructuras de una lengua.

Incluso existe una Sociedad de Creación de Lenguas. Así que, si necesitas crear tu propio idioma, siempre puedes contactar con ellos para que te fabriquen uno a tu medida.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *