Menos es más: El poema más curioso de la lengua china

El lingüista y filósofo chino Zhao Yuanren (1892-1982) quería apoyar la romanización de la lengua china, es decir, la adopción del alfabeto latino occidental en lugar de los caracteres chinos tradicionales. Sin embargo, según él, solo servía para transcribir chino moderno y no chino clásico. Para demostrar que el chino clásico era una lengua arcaica que no tenía cabida en el mundo moderno, se le ocurrió una idea tan genial como extravagante: escribir un poema con 92 caracteres que representan un solo sonido (‘shi’).

Os dejamos aquí el texto en caracteres de chino clásico:

《施氏食獅史》

石室詩士施氏, 嗜獅, 誓食十獅。

氏時時適市視獅。

十時, 適十獅適市。

是時, 適施氏適市。

氏視是十獅, 恃矢勢, 使是十獅逝世。

氏拾是十獅屍, 適石室。

石室濕, 氏使侍拭石室。

石室拭, 氏始試食是十獅。

食時, 始識是十獅, 實十石獅屍。

試釋是事。

 

Aquí está su transliteración en Hanyu Pinyin:

« Shī Shì shí shī shǐ »

Shíshì shīshì Shī Shì, shì shī, shì shí shí shī.

Shì shíshí shì shì shì shī.

Shí shí, shì shí shī shì shì.

Shì shí, shì Shī Shì shì shì.

Shì shì shì shí shī, shì shǐ shì, shǐ shì shí shī shìshì.

Shì shí shì shí shī shī, shì shíshì.

Shíshì shī, Shì shǐ shì shì shíshì.

Shíshì shì, Shì shǐ shì shí shì shí shī.

Shí shí, shǐ shí shì shí shī, shí shí shí shī shī.

Shì shì shì shì.

 

Y esta sería una traducción en español:

En una guarida de piedra estaba el poeta Shi, al que le encantaba comer leones, y decidió comerse diez.

Solía ir al mercado a buscar leones.

Un día a las diez en punto, diez leones acababan de llegar al mercado.

En aquel momento, Shi también acababa de llegar al mercado.

Viendo esos diez leones, los mató con flechas.

Trajo los cadáveres de los diez leones a la guarida de piedra.

La guarida de piedra estaba húmeda. Pidió a sus siervos que la limpiaran.

Después de que la guarida de piedra fuese limpiada, intentó comerse esos diez leones.

Cuando los comió, se dio cuenta de que esos diez leones eran en realidad diez cadáveres de leones de piedra.

Intenta explicar esto.

 

¡Qué complicado! ¿Cómo se entienden los hablantes de chino? Bueno, en realidad este pasaje está escrito en chino clásico, que solamente funciona como lengua escrita, no hablada. Por eso, hay palabras que, al leerlas, tienen la misma pronunciación pero se escriben de forma totalmente distinta, como podéis ver en el poema, y no hay opción a generar malentendidos. Si el poema se lee en otras variedades de chino, como el taiwanés o el mandarín moderno, esta homofonía (y la confusión que provoca) desaparecen en gran medida y el poema resulta mucho menos confuso.

En cualquier caso, aunque hoy en día el poema se ha hecho famoso por reflejar la dificultad de romanizar la lengua china (irónicamente, la intención opuesta a la de su creador), Zhao Yuanren fracasó en su empeño y no se dio la romanización de la lengua china.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *