TRADUCCIÓN JURADA

Las traducciones juradas son traducciones de carácter oficial, selladas y firmadas por un traductor con título de traductor-interprete jurado, emitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Su uso es habitual para certificar que el contenido del documento traducido se corresponde con el del original, y así se incluye un epígrafe en el que el traductor jurado certifica que la traducción es veraz y fiel al original.

Cada traducción jurada se entrega por correo postal junto con una copia del documento original, también sellada por el traductor.

En Attesor, supervisamos cada trabajo y seleccionamos al profesional más idóneo para asegurar la máxima calidad en cada traducción.