Para nosotros es muy habitual, pero en otros países no acaban de entender el tema de las uvas y las campanadas. De la misma forma, alrededor del mundo hay países que tienen tradiciones de Fin de Año muy particulares. Aquí van unas cuantas.

  1. Times Square (Nueva York): En Times Square un millón de personas acuden a ver descender la famosa bola, que sube a las 18:00 y baja durante un minuto entre las 23:59 del ultimo día del año y las 00:00 del primer día del año siguiente. En el Segundo 61, desde los rascacielos vecinos se lanzan toneladas de confeti que inundan el cielo.

  1. Sidney (Australia): Durante esta noche, en Sidney habrá hasta 4 sesiones de fuegos artificiales. La primera, justo antes de medianoche, duran 15 minutos y cuesta ¡unos 7 millones de dólares! Tiene de fondo la Opera House y el lugar perfecto para verlo es desde la bahía.

  1. Viena (Austria): El antológico Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena se celebra ininterrumpidamente desde 1941. Tal vez el El Danubio azul o la Marcha Radetzky sean una Buena forma de curar la resaca de Año Nuevo…

  1. Copacabana (Río de Janeiro): Unos 2 millones de personas se concentrarán en la exótica playa de Copacabana, celebrando el nuevo año samba y pirotecnia en la fiesta de Año Nuevo al aire libre más grande del mundo.

  1. La Haya (Holanda): Si te gusta la adrenalina y el frío nunca te ha molestado, puedes retar las bajas temperaturas y darte un baño en el mar del Norte, en La Haya. El año pasado, el termómetro marcaba 7º, pero las temperaturas pueden ser hasta más bajas sin dificultad. Estarás participando en una tradición que nación en los años 1960.

  1. Moscú (Rusia): El gran punto de reunión en Moscú es la Plaza Roja de Moscú, junto al Kremlin y su gran árbol. Esta noche, Ded Moroz (el abuelo del frío), un personaje ruso parecido a Papá Noel, y su nieta Snegurochka (la chica de nieve), reparten regalos a lo largo y ancho del país. En cuanto el reloj da las 12, todo el país debe escribir un deseo, quema el papel, meter las cenizas en la copa de champán y ¡bebérselo! ¿Te atreves?

  1. Dinamarca: Si celebráis el Fin de Año en Dinamarca, debemos avisaros: ¡hay que entrar en el Año Nuevo a saltos! Todo el mundo se sube a la silla y empieza a saltar en cuanto el reloj del Ayuntamiento de Copenhague da la primera campanada. Además, seguramente cenarás bacalao y, a la mañana siguiente, te encontrarás multitud de platos rotos en la calle, porque es tradición visitar a familiares y amigos y estrellar tu vajilla contra su casa para demostrarles todo tu cariño.

  1. Estonia: Si eres de buen comer, Estonia es el mejor lugar para tu Fin de Año: para asegurar abundancia el próximo año, la mesa siempre está repleta de manjares y se come exactamente 7, 9 o 12 veces a lo largo del día para empezar el año con fuerza.

  1. Filipinas: Aunque parezca la Feria de Abril, no, no lo es. En Filipinas, las formas redondas de los lunares simbolizan el dinero, la prosperidad y la salud, así que las mujeres suelen ponerse vestidos de lunares y la gente suele llevar monedas en los bolsillos y hacerlas sonar a medianoche. Tal es su aprecio por los círculos, que las frutas que se sirven ese día en la mesa deben ser redondas, así que no podrás comer papaya, mango o peras. En otro orden de cosas, para crecer sanos y fuertes, los niños dan 12 saltos.

  1. Japón: ¿12 campanadas os parecen bastantes? ¡Pues en Japón, los templos repican sus campanas exactamente 108 veces! Según la tradición budista, con esta ceremonia (llamada Joya no Kane) se purifican los 108 deseos mundanos que nos causan sufrimiento. Después, se brinda con un licor tradicional que se sirve caliente, el amazake.

  1. Escocia: En Escocia, el fuego tiene una simbología especial en general, y en Fin de Año no podía ser menos… Esta noche, los escoceses, especialmente en Edimburgo, celebran el Hogmanay, en el que llevan una antorcha, algunas con una cuerda en cuyo extremo atan una bola de fuego que ondean en el cielo representando el sol. Es un ritual que pretende purificar el espíritu y atraer la luz para el año próximo. El momento culminante fue el pasado día 29, cuando las calles se inundan de gaiteros y gente con sus antorchas.

  1. Irlanda: El estereotipo de Irlanda como un país romántico se confirma en Fin de Año. Durante todas las fiestas, en Irlanda se suele decorar las casas con muérdago y las personas solteras suelen colocar una ramita bajo la almohada en Fin de Año para atraer al amor de sus vidas en el año siguiente. Además, por curioso que parezca, los irlandeses salen a golpear puertas y paredes con barras de pan, ya que se cree que atrae la buena suerte, la abundancia y la comida.

  1. Italia: Italia es uno de los países con más tradiciones de Año Nuevo. Una de las más famosas consiste en comer lentejas como símbolo de suerte y prosperidad (¿tendrá algo que ver con los lunares filipinos?). Sin embargo, la costumbre más curiosa, sin duda, es la de lanzar muebles, objetos de casa, platos o vasos viejos por la ventana para limpiar lo viejo y recibir cosas buenas y nuevas el año siguiente.
  2. Puerto Rico: Si alguna vez pasas el Fin de Año en Puerto Rico, recuerda llevar un chubasquero. Aunque es verano y probablemente la temperatura sea agradable, la gente tiene la simpática costumbre de lanzar cubos de agua por la ventana para limpiar todo lo malo del año anterior.

¿Vas a imitar alguna de estas tradiciones este Fin de Año? ¿Conoces alguna más? Cuéntanoslo en los comentarios.