A veces nos cuesta encontrar las palabras adecuadas para definir cuáles son nuestros valores, nuestros servicios o simplemente para explicar lo que hacemos. Más difícil todavía es conseguir conectar con nuestro público. Por eso es imprescindible contar con un buen equipo de copywriting.

¿Qué es el copywriting?

Consiste en crear textos persuasivos para acciones de marketing y publicidad.

Es decir, que en esta categoría caben los correos electrónicos corporativos, las newsletters, el texto de una páginas web, los catálogos, los anuncios, los post de un blog

Su función es atraer posibles clientes, hacer que se sientan identificados contigo y con tu producto o servicio y persuadirlos a que se queden contigo. Por eso, son fundamentales:

Las habilidades de investigación

Muchas veces, los copywriters tienen que partir de cero a la hora de crear contenido para una marca. Es fundamental que sean capaces de encontrar información valiosa de forma ágil.

Las habilidades comunicativas

Son habilidades intangibles, como la capacidad de enganchar al lector y de contar una historia, pero marcan la diferencia entre un contenido aburrido y uno brillante. Casi siempre, tener mucho texto resulta contraproducente (¿has leído un contrato o un boletín oficial? Entonces, sabes a qué nos referimos). No queremos eso para nuestros textos, por nada del mundo: queremos que sean ágiles, dinámicos y entretenidos y que, quien lo lea, quiera conocerte más y contratar tus servicios o comprar tus productos.

Mantenerse al día

Los creadores de contenido deben estar al día de las últimas tendencias, los treding topics y las noticias más recientes, sobre todo en el mundo tecnológico.

Tener conocimientos de SEO

Cuando creamos un contenido para páginas web, blogs, etc. es fundamental trabajar mano a mano con el equipo de marketing de la marca, que nos indique los conceptos que debemos resaltar.

Conocer a la audiencia

Tal vez este sea el aspecto más importante. A la hora de crear contenido, debemos hacerlo con la mentalidad del lector y no con la del creador para generar textos accesibles, atractivos y ligeros, pero también informativos. Esto requiere tener en cuenta información no solo de género o edad, sino cuestiones culturales que cambian mucho entre países o incluso entre regiones de un mismo país.

¿Por qué contratar servicios de copywriting?

Si quieres textos de calidad, debes contar con redactores y revisores expertos y especializados para evitar errores que perjudiquen el objetivo de tu copy y tu imagen de marca.

Por eso, los recursos que destines al copywriting no serán un gasto sino una inversión. Un buen copywriting

  • …te ayuda a crear imagen de marca. Es decir, define y representa tu marca ante los clientes potenciales: cómo te expresas, qué vocabulario utilizas, cómo te diriges a tu audiencia… Todas estas cuestiones son fundamentales para que el público te conozca. Por eso, un buen copywriter no escribe siempre de la misma manera.
  • …hace que tu público te entienda. Muchas veces, invertimos tanto tiempo en nuestra marca que ya no somos capaces de explicarla de forma sencilla (deformación profesional, que le llaman). ¡No te preocupes! Un buen copywriter tendrá suficiente información para dar a conocer tu marca, pero tiene perspectiva para que resulte clara y cercana.
  • …genera información valiosa. Lo habitual es que tu web sea la primera impresión que le das a muchos de tus posibles clientes, así que es imprescindible que reciban la cantidad y calidad justa de información: clara, ordenada y suficiente (¡pero no demasiada!).
  • …busca el público adecuado. Investigar a tu público objetivo es imprescindible para poder dirigir nuestro mensaje a la audiencia adecuada. Por ejemplo, nunca escribirías «usted» para dirigirte a un público joven.
  • …te ahorra tiempo. Tener a un profesional que se encargue del copywriting de tu web y de tus redes sociales es una gran forma de generar contenido de mayor calidad en menor tiempo, ya que se pueden encargar de generar todos los contenidos que necesites mensual o semanalmente sin que tú tengas que hacer nada.

¡No solo en castellano!

Es habitual que, si ya has creado un contenido para tu página web, hayas dedicado tiempo (y no solo tiempo) y te encante el resultado. Así que, cuando llega el momento de plantearte difundir tu marca en otros idiomas, seguramente lo primero que se te ocurra sea traducirlo.

Lo que ocurre es que un texto que suena muy bien en español seguramente resulta demasiado recargado y complejo en otros idiomas. Es el caso del inglés, por ejemplo.

Cada idioma tiene su estilo y sus reglas y cada cultura juega con sus propias normas.

Por eso, lo ideal es que o bien revises el contenido para ver cómo adaptarlo en otros idiomas (la transcreación, que te contamos aquí) o bien que, al margen de sentimentalismos, crees un contenido nuevo específicamente para el público al que quieres llegar.

Por ejemplo, si no puedes vender uno de tus productos en otros países, ¿para qué promocionarlo en tu web extranjera? Solo servirá para que el cliente se decepcione.

Como decíamos al principio, tú eres quien mejor conoce lo que quieres vender y los copywriters somos quienes mejor saben cómo escribirlo.

Déjanos crear el contenido de tus redes sociales, tu web o tu documentación corporativa, ¡cuenta con Attesor!

Te dejamos aquí el enlace a nuestro perfil de Instagram y de LinkedIn para que nos conozcas un poco mejor y aquí el enlace a nuestra web para que puedas contactarnos.