Pasos a seguir para traducir un vídeo

«Quiero traducir mi vídeo». Últimamente esta es una de las frases que más escuchamos en boca de nuestros clientes y uno de los servicios que se han hecho más populares.

Quizás busques expandir tu empresa a nuevos mercados con un vídeo corporativo o simplemente quieras compartir la última conferencia que has realizado traduciéndola a otro idioma. En cualquier caso, te contamos cómo lo hacemos en Attesor.

¿Cómo traducimos un vídeo?

Como probablemente ya sabrás, no existe una única forma de traducir un vídeo. Subtitulación, doblaje, voiceover… Todos ellos son servicios diferentes y perfectamente válidos para abordar este tipo de traducciones, y todos ellos ofrecen una solución distinta. Elegir entre una u otra puede ser el factor que determine el éxito o el fracaso de nuestro vídeo.

Tomemos los dos ejemplos que se mencionaban al principio. No es lo mismo traducir toda una conferencia que un spot o vídeo corporativo de escasos minutos de duración.

De igual manera, no es lo mismo traducir un vídeo que está pensado para verse en televisión o en redes sociales que uno que está pensado para verse en una valla publicitaria sin sonido.

Igual que estos, hay muchos otros factores que nos harán decantarnos por uno u otro tipo de traducción. Por ello, vamos a hacer un pequeño resumen de qué son y cómo se hacen cada uno de ellos:

Subtitulación vs Doblaje/Voiceover

Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. Por un lado, los subtítulos son más económicos y permiten mantener el idioma original. Por otro lado, interrumpen la imagen y pueden resultar molestos si no se está acostumbrado a ellos.

Lo mismo sucede con el doblaje: si bien no hay líneas de texto que se vean en pantalla, también tiene algunas desventajas, como que no permite escuchar el idioma original.

Esto no quiere decir, sin embargo, que no se puedan subtitular los vídeos corporativos o los spots publicitarios. Como os contábamos en nuestro post sobre subtitulación, últimamente es una de las elecciones más populares y por la que, dependiendo del tipo de proyecto, nos solemos decantar por diferentes motivos.

Beneficios de la subtitulación

-Inclusividad de personas sordas

-Imagen de marca

-Precio mucho más económico

Y es que el precio es, no nos engañemos, uno de los factores más decisivos a la hora de elegir entre doblaje y subtitulación, ya que suele costar menos de la mitad de un doblaje.

A continuación, te contamos cómo solemos trabajar en Attesor cuando nos piden la traducción de un vídeo:

Edición del vídeo

Edición del vídeo

El cliente nos envía su vídeo indicándonos a qué idioma o idiomas lo quiere traducir para valorar cuál es la opción más adecuada. Hay dos opciones:

-nos lo manda con un guion de lo que se dice en el vídeo

-nos lo manda sin el guion, por lo que debemos extraer el texto antes de poder traducirlo.

Después de valorar las características del vídeo, pensamos en qué procedimiento sería el ideal para traducirlo (subtitulación, voiceover, etc.) y lo compartimos con el cliente. Aunque nos hayan pedido desde el primer momento, por ejemplo, un doblaje, nos gusta dar a conocer todas las opciones para que el cliente tome la mejor decisión posible. Por ello, enviamos varios presupuestos, ajustándose a sus necesidades, y nos ponemos en contacto con ellos para explicárselos. Por lo general, se trata de un presupuesto de subtitulación y otro de doblaje.

Si el cliente se decide por el doblaje, solemos enviarle muestras de audio para que sepa de antemano cómo será la voz que le daremos a su vídeo, en el idioma que el decida.

En cuanto nos dan el ok, procedemos de la siguiente forma:

  1. Creamos un guion de lo que se dice en el vídeo o lo revisamos si se nos ha proporcionado alguno.
  2. Lo traducimos al idioma o idiomas que nos hayan solicitado.
  3. Revisamos la traducción y comenzamos a trabajar sobre el vídeo:
Si hacemos subtítulos Si hacemos un doblaje
Subtitulamos el vídeo en los idiomas deseados siguiendo las directrices de subtitulación Mandamos el guion traducido a nuestro equipo de locución para que lleve a cabo el doblaje
Revisamos los subtítulos Revisamos el audio
Exportamos los subtítulos en el formato que hayamos convenido con el cliente Añadimos la música y exportamos el vídeo. Si el cliente lo prefiere, también le podemos enviar el audio para que lo monte él mismo

¡Traduce tu vídeo con nosotros!

Somos expertos en la traducción de vídeos y en subtitulación. Si estás planteándote traducir tu vídeo corporativo o quieres ampliar el mercado a otros países, ¡no te lo pienses más y ponte en contacto con nosotros!

Por supuesto, hacemos todos nuestros presupuestos sin compromiso y, aunque te asesoramos sobre la opción que nos parece más adecuada, tú siempre tendrás la última palabra sobre la decisión final.

Aquí te dejamos un enlace para que puedas contactar con nosotros.